Comunidades Resilientes

Durante 2020, y a raíz de la pandemia por COVID-19, Comunidades Resilientes se consolidó como un nuevo programa de Fondo Semillas. Su enfoque está puesto en la recuperación de las comunidades después de una crisis y/o en la preparación para reducir el impacto de una emergencia futura, permitiendo que las mujeres lideren procesos de resiliencia en sus contextos. 

Se financiaron de manera flexible y con enfoque feminista a 28 organizaciones y grupos que han enfrentado los efectos de la crisis sanitaria y económica. Las afectaciones se han manifestado de manera diferenciada entre las poblaciones de niñas, adolescentes, mujeres y personas de la comunidad LBTTIQ+ en nuestro país. La pérdida de empleos, la deserción escolar de las niñas por labores domésticas y de cuidados, el incremento de la violencia de género durante el confinamiento, entre otros motivos, impulsó a que estas organizaciones implementaran las siguientes estrategias:

  • Entrega de insumos humanitarios y de cuidados sanitarios a poblaciones vulnerables 
  • Reactivación económica
  • Reconstrucción del tejido social
  • Recuperación de oficios tradicionales
  • Soberanía alimentaria
  • Contención emocional y prevención de violencia mediante servicios de acompañamiento psicológico y asesoría legal

Historias

Las Panas es un grupo que en esta pandemia ha trabajado con mujeres en la CDMX. Su proyecto está enfocado para que grupalmente se identifiquen y reconozcan las violencias que algunas enfrentan, al mismo tiempo que aprenden la panadería. Esta actividad permite la creación de redes de acompañamiento y solidaridad entre mujeres, además de capacitarlas en un oficio que pueden aprovechar para su empoderamiento y autonomía económica.

ALGUNOS DATOS

  • En 2020 se registraron 700 llamadas diarias por violencia de género en la Línea Mujeres.
  • 84% de las 1.6 millones de personas que salieron de la fuerza laboral por la crisis sanitaria son mujeres.