fondo semillas

Cuerpo

Nuestro cuerpo nos permite existir en el mundo y tejer relaciones de vida con otros seres. Como primer espacio de autodeterminación, el cuerpo forma parte esencial de la agenda feminista.

Este programa contribuye a fortalecer el trabajo de organizaciones que defienden el derecho a decidir sobre la propia vida y el cuerpo. Ellas buscan garantizar el acceso a la salud e integridad física y emocional, así como erradicar la violencia estructural ejercida sobre las mujeres y las corporalidades feminizadas, que se refleja en los crecientes casos de acoso sexual, violaciones, desapariciones y feminicidios.

¿Qué temas aborda este programa?

Ejemplos de organizaciones apoyadas

Acompañamiento Después de un Aborto Seguro (ADAS) comenzó en 2007 como una alternativa de atención emocional a mujeres que interrumpieron un embarazo voluntariamente. La organización abre un espacio terapéutico y reflexivo para que ellas puedan darle nuevos significados a su experiencia, sin estigmatizar la decisión que tomaron sobre sus cuerpos. Apoyándose en diversas ramas de la psicología, el feminismo y la teoría de género, ADAS ofrece un espacio confidencial y respetuoso para que las mujeres puedan reflexionar sobre las narraciones que han limitado su libertad y autonomía, así como promover sus derechos sexuales y reproductivos.

ADAS

Acompañamiento Después de un Aborto Seguro (ADAS) comenzó en 2007 como una alternativa de atención emocional a mujeres que interrumpieron un embarazo voluntariamente. La organización abre un espacio terapéutico y reflexivo para que ellas puedan darle nuevos significados a su experiencia, sin estigmatizar la decisión que tomaron sobre sus cuerpos. Apoyándose en diversas ramas de la psicología, el feminismo y la teoría de género, ADAS ofrece un espacio confidencial y respetuoso para que las mujeres puedan reflexionar sobre las narraciones que han limitado su libertad y autonomía, así como promover sus derechos sexuales y reproductivos.

Comando Colibrí es una colectiva feminista que trabaja para que niñas, adolescentes, mujeres trans y otros cuerpos en situación de vulnerabilidad por su género cuenten con herramientas reales para responder a agresiones físicas y violencias. A través de su escuela de defensa personal, promueven clases y talleres que impulsan una nueva relación con el cuerpo, donde los ejes son el empoderamiento, la re-apropiación y la sanación como apuestas para alcanzar vidas más autónomas, felices y libres de violencia.

Comando Colibrí

Comando Colibrí es una colectiva feminista que trabaja para que niñas, adolescentes, mujeres trans y otros cuerpos en situación de vulnerabilidad por su género cuenten con herramientas reales para responder a agresiones físicas y violencias. A través de su escuela de defensa personal, promueven clases y talleres que impulsan una nueva relación con el cuerpo, donde los ejes son el empoderamiento, la re-apropiación y la sanación como apuestas para alcanzar vidas más autónomas, felices y libres de violencia.

El Centro para los Derechos de la Mujer Nääxwiin está conformado por un grupo de mujeres y jóvenes mixes que quieren lograr que otras mujeres y jóvenes de su comunidad se organicen y aprendan sobre derechos humanos, violencia y salud sexual y reproductiva para tener una vida saludable, digna y con justicia. Ubicado en San Juan Guichicovi, realizan trabajos comunitarios mediante talleres de educación sexual a mujeres adolescentes, prevención de violencia de género, derechos e interculturalidad, entre otros. Además, brindan atención a aquellas que viven situaciones de violencia y generan alianzas con otras organizaciones para incidir en las políticas públicas que afectan la integridad de las mujeres indígenas.

El Centro para los Derechos de la Mujer Nääxwiin está conformado por un grupo de mujeres y jóvenes mixes que quieren lograr que otras mujeres y jóvenes de su comunidad se organicen y aprendan sobre derechos humanos, violencia y salud sexual y reproductiva para tener una vida saludable, digna y con justicia. Ubicado en San Juan Guichicovi, realizan trabajos comunitarios mediante talleres de educación sexual a mujeres adolescentes, prevención de violencia de género, derechos e interculturalidad, entre otros. Además, brindan atención a aquellas que viven situaciones de violencia y generan alianzas con otras organizaciones para incidir en las políticas públicas que afectan la integridad de las mujeres indígenas.

En 2011, 22 personas mexicanas que migraban desaparecieron en su tránsito desde San Luis de la Paz, Guanajuato a Estados Unidos. Sus familiares, mayoritariamente mujeres, ensamblaron un grupo de búsqueda —ahora consolidado como un colectivo— que tiene como objetivo ayudar a que las familias de personas desaparecidas en migración obtengan verdad, justicia y reparación por parte de las autoridades. Para lograrlo, el Colectivo Justicia y Esperanza da seguimiento a las acciones de instituciones gubernamentales e impulsa investigaciones, rastrea el estatus de las mismas, informa a víctimas sobre procedimientos legales, sus derechos y proporciona acompañamiento. Junto a otros colectivos similares están promoviendo la creación de la Ley de Desaparición y la Comisión Local de Búsqueda en Guanajuato.

Justicia y Esperanza

En 2011, 22 personas mexicanas que migraban desaparecieron en su tránsito desde San Luis de la Paz, Guanajuato a Estados Unidos. Sus familiares, mayoritariamente mujeres, ensamblaron un grupo de búsqueda —ahora consolidado como un colectivo— que tiene como objetivo ayudar a que las familias de personas desaparecidas en migración obtengan verdad, justicia y reparación por parte de las autoridades. Para lograrlo, el Colectivo Justicia y Esperanza da seguimiento a las acciones de instituciones gubernamentales e impulsa investigaciones, rastrea el estatus de las mismas, informa a víctimas sobre procedimientos legales, sus derechos y proporciona acompañamiento. Junto a otros colectivos similares están promoviendo la creación de la Ley de Desaparición y la Comisión Local de Búsqueda en Guanajuato.

La asociación Voces de Mujeres en Acción trabaja por el derecho a una vida libre de violencia para las mujeres de Nuevo León. A través de campañas en redes sociales, talleres y espacios de reflexión, Voces de Mujeres en Acción busca contribuir a la autonomía y el desarrollo y bienestar integral de mujeres, niños, niñas y adolescentes a partir del ejercicio de sus derechos sexuales y reproductivos. La organización también cuenta con un grupo de apoyo para mujeres en situación de violencia, que desde 2013 está abierto a cualquier mujer que lo necesite, sin importar su orientación o identidad sexual. Además de acompañar procesos de aborto seguro desde la Red Necesito Abortar.

Voces de mujeres

La asociación Voces de Mujeres en Acción trabaja por el derecho a una vida libre de violencia para las mujeres de Nuevo León. A través de campañas en redes sociales, talleres y espacios de reflexión, Voces de Mujeres en Acción busca contribuir a la autonomía y el desarrollo y bienestar integral de mujeres, niños, niñas y adolescentes a partir del ejercicio de sus derechos sexuales y reproductivos. La organización también cuenta con un grupo de apoyo para mujeres en situación de violencia, que desde 2013 está abierto a cualquier mujer que lo necesite, sin importar su orientación o identidad sexual. Además de acompañar procesos de aborto seguro desde la Red Necesito Abortar.